Todas nuestras suites son equipadas con aire acondicionado, minibar, wi-fi y balcones con hamacas y sillas orientadas al jardín. A veces, cuando está en silencio, de los balcones se ve el furtivo Teiú paseando por el jardín con sus listas corintianas [blancas y negras] y su larga cola de dinosaurio (¡él es bien elegante y compartado!). Todas las suites fueron reformadas en mayo de 2017, y todos los colchones y duchas son nuevos. En fin de cuentas, ¡lo mejor de una posada es un buen baño, una buena cama y buen desayuno!